martes, 16 de febrero de 2016

DE CEJAS, FLORES Y ROCAS (México, Crónica Corrida del Domingo 14 de Febrero) Por Lupita Loera

"La lidia de un toro tiene tantos matices que se necesita mucho tiempo y una afición muy clara y despejada para verla"
Gregorio Corrochano.

Toros de la ganadería de Barralva muy bien presentados, descastados y sin fuelle,  me gustó mucho el cuarto y destacó el corrido en quinto lugar, sin duda el mejor de la tarde. Uno de los mejores carteles de la temporada a mi parecer, con media plaza de entrada. En el cartel Arturo Macías “El Cejas”, Sergio Flores y Andrés Roca Rey, que confirmaba alternativa.


Se dice desde siempre que La México es la plaza que da y quita, lo que no se dice es que esa “divisa” no se origina porque el público en su mayoría se distinga por su conocimiento, sino más bien porque la concurrencia en su mayor parte (con contadas excepciones) no guarda el mínimo respeto por aquellos que se juegan la vida en el ruedo. La cantidad de ocurrencias que se gritan cuando toro y torero se están enfrentando es de una irresponsabilidad peligrosa; hace años ya hubo el caso de una cornada mortal debido a un grito desde los tendidos. Habrá que ver hasta cuando aprende la afición que el silencio es el mejor regalo que se le puede brindar al que se juega la vida, sobre todo a la hora de la suerte suprema. Muerto el toro griten lo que quieran, antes no por favor.

Y llegó el día de la confirmación de la  alternativa del peruano Roca Rey, viéndose por los tendidos las banderas del país de las llamas y escuchándose el acento peculiar de los muchos quechuas que asistieron a ver a su torero. Algo le dijo Arturo Macías al chaval vestido de lila y oro que hasta el testigo Sergio Flores comenzó a reír. Por lo visto fue una confirmación animosa y con alguna ocurrencia del de Aguas.

“Cardifresco” con 485 kilos fue el de la confirmación de Roca Rey en México, ahí queda el dato para la estadística. El delgado y jovencísimo Andrés ha estado muy bien con su primero que apenas recibió castigo en el caballo. Ajustado y valiente con el capote le vimos: un quite por chicuelinas combinado con tafalleras fue su carta de presentación, pero el de Barralva sólo duró dos tandas, y ahí estuvo el “niño inca” como le dice don Miguel Ángel Barud, poderoso con la muleta aguantando y peleando para sacar el mejor partido al descastado burel. Perdió una oreja porque la estocada fue muy caída, ¿sería acaso por todos esos gritos inoportunos del tendido? Salida al tercio.
¿Por qué comienzan a gritar estupideces a la hora de matar?

El mejor presentado de toda la corrida fue el sexto “Pitito”, un torazo con toda la barba, pero con ese nombre no se podía esperar mucho, y así fue. Roca Rey le recetó un voluntarioso pero accidentado quite por gaoneras, que repitió en una segunda ocasión. Las cuadrillas movieron tanto al toro, hasta el punto de que Sergio González echó el burel encima del peruano -hay cosas imperdonables y ésta es una de ellas-. El barralveño tumbó al caballo en un puyazo largo y peleando, pero en la muleta todo se fue por la borda. La faena inició por alto tratando de alegrar a un descastado y manso cornalón. Y otra vez la gente gritando que El Cejas regalara un toro, y el chaval que todavía estaba en la faena levantó su brazo derecho y pidió uno de regalo, pero el juez no autorizó y la bronca contra la empresa fue muy sonora, y aquí nos preguntamos: ¿por qué a Castella sí y a Roca Rey no? Esa disparidad de criterios que no ayuda a nadie es lo que pone en aprietos a la empresa. Ya tendrá tiempo Roca Rey de regresar a México y demostrar lo que todos vimos que tiene: planta, poder y voluntad. Tiene cabeza de torero y clase, emocionó al público y los olés fueron de muy alto nivel.

Arturo Macías de grana y oro apenas le pegó en el caballo a “Malagueñito”, su primero, que arreaba y tenía mal estilo; duró dos tandas en la muleta; se le vio con ganas al Cejas que aunque toreaba sin ajuste debido a las condiciones del toro, tuvo mucha voluntad. Pinchazo hondo y un aviso. En su segundo, “Madrilito”, castaño precioso, bien presentado y con buen estilo, con el capote muy bien el de Aguas en un quite por gaoneras de mucho mérito, después un puyazo trasero. En la muleta El Cejas no entendió a su oponente, con la mala suerte de que en algún momento de la lidia “Madrilito” se fracturó la manita derecha, pidiendo el de Barralva a gritos que Arturo  lo llevara a media altura y con suavidad, pero el diestro bajó mucho la mano y eso afectó al  mermado castaño; una faena que alargó a propósito Macías abusando de los alardes y desplantes de valor ante un toro que estaba en mala condición. Me gustaría verlo así frente a un burel entero. Esas son las cosas que los toreros no deben hacer, actuar un arrimón y alardear. Por supuesto que la gente no se lo toleró y los pitos no se hicieron esperar. ¡¡¡Ay Cejas!!!

Anoche después de la corrida comencé a recibir mensajes de algunos que siguen mi página diciéndome que a Sergio Flores le habían regalado las orejas. ¡¡¡Señoras y señores no es posible que piensen de esa manera!!! ¿Cómo es posible que no aprecien la calidad de toreo que tiene este muchacho? A Sergio Flores nadie le ha regalado nada, todo le ha costado mucho. Eso deberían decir de otros, a los que sí les han regalado tardes y tardes, toros y toros, y ¿qué pasó? ¡¡¡Nada !!!

Con un precioso terno tabaco y plata con golpes en oro se presentó el de Apizaco en la única tarde que tuvo a bien darle la empresa, sin tomar en cuenta que el año pasado había indultado a “Gibraltar” un gran toro de Xajay. Con “Botanero”, que aunque tenía trapío se le veía descuadrado, con la cabeza de lado, y así se mantuvo toda la lidia; tomó un buen puyazo y Sergio comenzó doblándose con el nada fácil negro zaino; la firmeza de su muleta fue clave de la magnífica impresión que dejó en este primero de su lote, y no obstante que el mansurrón se fue a tablas, hasta ahí logró Flores pases de magnífica hechura cortando la primera oreja de la tarde.

“Carasucio”, muy bien presentado con 485 kilos en los lomos, nos permitió ver un gran quite por verónicas. Sergio Flores, muy pendiente en todo momento de la lidia de sus toros, apenas permitió que le partieran el pelo en el caballo y así llevándolo con mucho cuidado nos deleitó con otro quite, ahora por chicuelinas; bien las cuadrillas con las banderillas y capotes, se le dio lo justo y con todo este preámbulo y preparación para la muleta, el tlaxcalteca brindó a sus padres. Buen  planteamiento de faena desde el inicio: el magnífico barralveño mantuvo cerrado el hocico de principio a fin; fue una faena de distancia y bien hacer, con una muleta firme mostrando su toreo por ambos lados. Pinchazo arriba y estocada con gran petición de oreja que fue concedida sin que nadie la chillara. Y hago todas estas aclaraciones porque por ahí hay algunos que faltan a la verdad inventando historias. Salida en hombros merecidísima a Sergio Flores por su torería y bien hacer.

¿Qué hubiera pasado en esta temporada si a Andrés Roca Rey y a Sergio Flores se les hubiera dado una tarde más? ¿Cuáles son los méritos que debe tener un torero con credenciales justificadas para estar más tardes en esta plaza? El hecho de haber solicitado un toro de regalo es porque ya no había más opción: en sólo una tarde, torear lo que salga. Personalmente no estoy de acuerdo con el toro de regalo, pero hay circunstancias como la del día 5 de febrero con Sebastián Castella o la tarde de ayer con Roca Rey en que un toro de regalo podría salvar no la tarde, salva la reputación de un torero que ha venido triunfando en todas las plazas donde se ha presentado.

Querida afición: Un grito en el momento menos propicio puede provocar una tragedia, se los dejo para la reflexión.
Para el próximo domingo 21 de febrero el cerrojazo de la temporada, y en el cartel: toros de Teófilo Gómez para Pablo Hermoso de Mendoza, Enrique Ponce, Fermín Rivera y Octavio García “El Payo”.

Suerte para todos

Lupita Loera @GuadalupeLoera

1 comentario:

  1. Visita mi blog y comenta a ver que te parece.¡¡
    torosiii.blogspot.com

    ResponderEliminar