miércoles, 8 de febrero de 2017

UREÑA CONFIRMA EL DOMINGO EN LA MÉXICO (No sólo es el titular, hay una historia detrás)

Cuando salió de aquella casa de los límites de Lorca con Pulpí, con una mano delante y otra detrás, soñando hacer el esfuerzo para algún día ser reconocido y escuchar esos oles que alimentan y te hacen crecer en la catedral del toreo, sabía que esto de destacar en la fiesta de los toros era difícil, pero luego, cuando las gentes hacían de San Pedro y le negaban tres veces, o cuando alguien se acercaba sólo a por la bolsa de monedas, vio que lo difícil no era más que un escalón de la escalera infinita de la fiesta de los toros, para llegar a lo más alto.

Torear novilladas ya era un premio y debutar en tu pueblo casi un milagro. Pero para la gente buena, siempre hay un hilo conductor que hace que el milagro se produzca, y por aquel tiempo, la vida sabía el futuro que le deparaba, pero decidió curtirlo, para que su grandeza, su humildad y su corazón fueran lo que engrandecieran y coronaran las dotes de su mano izquierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada