martes, 20 de enero de 2015

EL SUICIDIO DEL SUEÑO

De la alegría de unos carteles en Valdemorillo con aires de cambio, a la pena de ver como el cambio sólo va a ser en la primera feria del año.

Ni la Fit en Valencia ni Olivenza, ni la Chop-Matilla en Castellón van a dar oportunidades a los toreros que empiezan. Se ve de nuevo la servidumbre a las figuras y el enchufismo por bandera.

Si este es el cambio, paren el barco, que me bajo.

De seis puestos para toreros en Olivenza, cinco son apoderados por la misma empresa y el otro puesto es para un amigo. De los nueve puestos de Castellón, ni una sola novedad.

Especial atención al tema de la vuelta del hijo de Paquirri. Estaba muy bien por ahí concediendo entrevistas al Risto, para volver ahora a quitar el puesto en las ferias a los que verdaderamente se lo merecen. El niño de…., sin haber hecho nada destacable en más de mil corridas lidiadas, va a estar en las primeras cuatro grandes ferias del año.

Pero el cambio también es dejar a Castellón sin su tradicional corrida de Victorino para poner una corrida al gachó anterior.

Desde luego es de esperar que toreros como Juan Luis Rodríguez, que toreaba mejor que Paquirriti y Padillete, se vayan hartos de un sector que pasa de ellos.

¿Y ahora qué? ¿Qué les decimos a esa docena de novilleros con posibilidades que piensan tomar la alternativa este año? ¿Les engañamos diciendo que son tiempos de cambio y que las fusiones, o Ruiz Mateos empresariales taurinos, les van a hacer caso; o les decimos que esto está sólo para los que todavía les queda fuerza de lo conseguido, los que se han acostado con o los que tuvieron la suerte de nacer en..? Tomar la alternativa con esta situación es el suicidio de su sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario